Servicios de la consulta

I. Averiguar y corregir las causas de las enfermedades

Somos expertos en la aplicación de micronutrición en personas con procesos persistentes o crónicos, incluidas las enfermedades autoinmunes y el cáncer.

Una vez la persona ha sido diagnosticada por sus médicos de un trastorno o enfermedad persistentes: metabólico, vascular, cardíaco, respiratorio, reumático, digestivo, hepático, renal, neurológico, psíquico, ocular, infeccioso, alérgico, degenerativo, autoinmune, oncológico (cáncer), raro…, puede acudir a nuestra consulta con el fin de realizar los estudios específicos necesarios para conocer:

Para poder mejorar a una persona con procesos persistentes es necesario, en primer lugar, averiguar las causas. Una vez se han diagnosticado  los factores y las alteraciones bioquímicas causales, deben corregirse… y el proceso junto con sus síntomas empezará realmente a mejorar, permitiendo reducir fármacos y terapias agresivas.

Aplicamos las terapias más investigadas y aceptadas como son: micronutrición, alimentación y reducción de tóxicos, actuando también sobre la actividad física, el sueño y el estado psíquico.

La medicina micronutricional no es medicina alternativa, es aquella parte de la medicina que estudia la implicación de los micronutrientes y sus metabolitos en la salud y la enfermedad de las personas, es decir, la implicación en su estado físico y psíquico y en los trastornos y enfermedades que padecen. En dicha especialidad médica se utilizan metabolitos nutricionales del propio organismo, especialmente micronutrientes, cuyos niveles se encuentran desequilibrados o son insuficientes. No aplicamos moléculas extrañas al organismo: homeopatía, plantas, fitoquímicos…, ni otras terapias que puedan interaccionar negativamente con el tratamiento convencional de la enfermedad. Un ejemplo sencillo para entender el concepto sería: si una persona tiene insuficientes niveles de una vitamina o de alguno de sus metabolitos activos junto a niveles elevados de mercurio en tejidos, la evolución de su trastorno o enfermedad no podrá ser favorable por más correctos que sean los tratamientos aplicados, hasta corregir los niveles de dichos metabolitos y del mercurio. Otro ejemplo sería: una persona ingiere los nutrientes apropiados con la alimentación, pero su cuerpo no es capaz de convertirlos en alguno de sus metabolitos activos que necesita para funcionar correctamente, debido a la inhibición de determinadas enzimas metabólicas por: alteraciones genéticas frecuentes, contaminantes, fármacos, radiaciones, infección, estrés o tensión emocional… La evolución de su proceso patológico no podrá ser favorable hasta que se corrijan los niveles insuficientes de dichos metabolitos mediante la administración de los micronutrientes activos o precursores adecuados, como: metilcobalamina, dibencozida, L-metilfolato, pantetina, DHA, GLA, R-lipoico, NMN, NAD…

Somos pocos lo médicos expertos en micronutrición, si bien en los procesos patológicos de larga evolución siempre están implicados micronutrientes activos. La inhibición o activación de enzimas metabólicas por polimorfismos genéticos, alimentación inadecuada, tóxicos, radiaciones, infección, estrés…, reduce los niveles de dichos metabolitos, afectando la producción de energía y a determinadas vías metabólicas celulares, dando lugar a la sintomatología de la enfermedad. Los niveles de nutrientes iniciales pueden ser suficientes, pero no los de algunos de sus metabolitos activos para una adecuada función mitocondrial y celular, debido a la inhibición de su síntesis o activación de su degradación.

El fin de esta especialidad médica es ayudar a mejorar en la persona enferma la evolución de sus procesos patológicos, el bienestar general y la calidad de vida. Ademas de reducir los efectos secundarios de los tratamientos médicos aplicados, que a menudo afectan a los metabolitos nutricionales celulares.

II. Ayudar a las personas con exceso de grasa corporal y con dolor e inflamación

El enfoque para reducir exceso de peso y tambien el dolor es distinto al habitual. La reducción del exceso de grasa y del dolor-inflamación no es el fin sino una consecuencia de corregir los factores causales, aplicando la terapia micronutricional que mejora el metabolismo celular y los parámetros básicos de salud.

Sin embargo, en las personas con dolor de difícil solución podemos aplicar dos técnicas complementarias muy eficaces: AtlasPROfilax y Scenar, que se explican en el siguiente enlace: www.davidvines.es

III. Estudio y asesoramiento para la prevención de enfermedades

Si existe predisposición, mejor prevenir. Mediante los estudios y las pruebas pertinentes averiguamos la predisposición a padecer enfermedades, aconsejando sobre las medidas a tomar para reducir el riesgo de que se manifiesten:

  • Estudio de los antecedentes familiares.
  • Estudio de los factores externos causales: alimentación, micronutrientes, tóxicos, radiaciones, actividad física, sueño, factores estresantes y emocionales…
  • Estudio de las alteraciones bioquímicas y microbiológicas causales: micronutrientes y sus metabolitos, enzimas, microbiota, moléculas tóxicas… con estudio del grado de oxidación-inflamación.

Más información. Solicite consulta con el Dr. Cardona. Teléfono. 93 457 36 00 / 93 457 35 69. O puede mandarnos un e-mail a través de nuestro formulario.